Con la explosión de la minería de criptomonedas con GPU ahora es prácticamente imposible armar un sistema ya sea para minar o sencillamente para usar las piezas para lo que fueron diseñadas. Sin embargo, dentro de este rubro se está abriendo una nueva alternativa: mineros de discos duros. Así es como puedes hacerlo.

La minería de criptomonedas está basado en el sistema de blockchain, también conocido sencillamente como “crypto”. Este se encarga de codificar y hacer cadenas de datos que son interrelacionados unos con otros para asegurar que no sean proclives de ser intervenidas o robadas.

Esto es lo que le asigna el valor a la criptomoneda, el número de transacciones efectuadas y el poder de cómputo usado en ellas, lo cual le da un factor de seguridad agregado. Por ello, para poder hacer minería de las misma se utilizan GPU, que son capaces de generar y reproducir estos algoritmos.

Asimismo, se utilizan máquinas ASIC, que son máquinas diseñadas para completar una sola instrucción, por lo que su desempeño es mucho más eficiente. Sin embargo, todos estos datos necesitan alojarse en algún lado y es ahí donde entra la “minería” a través de discos duros.

En términos generales, no es realmente posible minar criptomonedas con discos duros, porque el proceso que cumplen no es cumplir el algoritmo ni ejecutar código para su realización. Lo que hacen, por otro lado, es designar espacio de almacenamiento en donde el blockchain quedará una vez que esté hecho.

Para minar con discos duros no es necesario ejecutar estas líneas de comando, sino sencillamente conectarse a un servidor remoto que a su vez redirigirá la blockchain hacia tus mecanismos de almacenamiento y les designará un espacio dentro de tu sistema con el agregado de seguridad de nodo a nodo.

Este tipo de “criptomonedas” ya existían desde hace años bajo el proyecto de Burst Coin, y actualmente resurgió bajo el proyecto de Chia. Ambos siguen el mismo principio y es el de asignar token a los usuarios que presten sus dispositivos de almacenamiento, que en este caso por su precio, tamaños y disponibilidad, los discos duros son la mejor opción.

Cada uno de estos tokens es el equivalente a una moneda, que adquiere valor por la cantidad de criptomonedas que el mismo proyecto mina con fuerza de procesamiento, y el cómo la distribuye por tu capacidad de almacenamiento.

Una minería eficiente de Burst Coin o de Chia es solo posible con grandes servidores de almacenamiento

Para hacer rentables algunos de estos sistemas es necesario contar con una cantidad altísima de espacio de almacenamiento, que asimismo no asegura que tenga un buen retorno de inversión, pues dependerá tanto de la fluctuación del mercado de criptomonedas en que el proyecto invierta sus esfuerzos, así como de la flotación del precio de cada una en el mercado cambiario.

Si bien este es por ahora un modelo cercano a la tecnología cripto, no es ni por asomo cercano a lo que puede conseguirse realmente con la minería a través de máquinas ASIC o GPU… mismas que están agotadas por la reventa, el acaparamiento de grupos de mineros organizados, y un incremento en la demanda del mercado regular de componentes de PC.

 

Leave a comment

EnglishSpanish

My Newsletter

Sign Up For Updates & Newsletters