Por Ariel Scaliter
esta crisis temporal en las valuaciones de las principales criptomonedas resultó ser lo que se esperaba.

Cuando calentamos los fideos en el microondas, no se nos ocurre preguntar ni investigar a que frecuencia las moléculas de agua del fideo se agitan lo suficiente como para calentarlos. Tampoco se nos ocurre pensar qué es lo que pasa en internet cuando apretamos el botón de conectar y aparecen nuestros familiares hablando y moviéndose del otro lado del mundo, y mucho menos tratamos de entender como aparece la traducción de una frase en húngaro cuando usamos el traductor de Google.

Simplemente incorporamos en nuestras vidas que esas cosas existen y funcionan. Lo que no incorporamos aun es que cualquier solución que corra sobre blockchain, cualquier transacción, será transparente e incorruptible. No incorporamos el concepto de confianza sin intermediarios y mucho menos incorporamos la idea de moneda separada del estado.

Pero, mientras calentamos los fideos o hablamos con nuestros parientes, una comunidad cada vez mayor de ingenieros, economistas, diseñadores, empresarios y gente de a pie, hace posible que se empiece a visualizar un nuevo mundo de posibilidades y aplicaciones basada en blockchain.

Las críticas sobre la escalabilidad en Ethereum por ejemplo, empiezan a desaparecer en la medida que aparecen nuevas soluciones como los protocolos de zero knowledge. De hecho, mientras varios salían corriendo a vender sus criptos asustados, Vitalik Buterin publica una nota explicando en qué medida real se puede escalar el sistema en el corto plazo. Mientras los noticieros hablan de la baja del Bitcoin, proyectos como MATIC/ Polygon empiezan a volar. En el campo de los agro negocios la idea de tokenizar soja, maíz o cualquier commodity ya casi suena a viejo y se piden cripto sintéticos o derivados que sigan el valor de la cosecha. Los principales exchange financian a tasas más bajas que los bancos, los bancos incorporan criptomonedas y los gobiernos anuncian que emitirán los CBDC (Central Bank Digital Currency) ante el crecimiento de los stablecoins o cripto-dolares.

Aparecen nuevos modelos de negocios ligados a las finanzas descentralizadas, mejoran las soluciones que colaterizan criptoactivos para prestar dinero, mejoran la seguridad de las wallets que guardan esos criptoactivos y mejora el entendimiento de los inversores institucionales, los fondos de venture capital y de toda la industria financiera mundial. La idea que es un camino que no tiene retorno ya está instalado en muchos de los que hoy invierten pensando en mañana.

Por otro lado, esta crisis temporal en las valuaciones de las principales criptomonedas resultó ser lo que se esperaba.

El sistema cripto demostró su fortaleza ante semejante stress, Roul Poul escribió un hilo de tweet que básicamente explica que la FED no necesitó intervenir, ninguna empresa se fundió, ningún exchange cerró, ninguno de los protocolos ni algoritmos falló, ninguna firma tiene que salir a fondearse rápidamente para cubrir pérdidas, y el sistema no colapsó. Algunos especuladores perdieron plata y esto es todo.

Esto demuestra que un nuevo sistema financiero basado en blockchain no se quiebra en los peores momentos de stress y que los que pagan impuestos no tienen que salir a cubrir las pérdidas de los bancos, las empresas y los gobiernos.

Y no hablamos de los NFT (non fungible tokens) que representan criptograficamente activos únicos, las implicancias que tendrá en la distribución de contenidos, el arte digital, los esports, los derechos de propiedad intelectual, el real state y tantas otras industrias que los están comenzando a utilizar.

Blockchain simplemente funciona. La gente confía en el sistema y los algoritmos. Llegará un día en que ya nadie pregunte y simplemente de por sentado que, así como los fideos se calientan en el microondas, todas las compañías y proyectos basados en blockchain serán confiables, transparentes y controlados por la misma comunidad que los utiliza. Ese día está llegando, quizá antes de lo que muchos imaginan.

 

Leave a comment

EnglishSpanish

My Newsletter

Sign Up For Updates & Newsletters